Sábado, Noviembre 01, 2014
   
Texto

TERREMOTOS

image

La República Dominicana, al igual que muchos otros países en el mundo podría sufrir los efectos de un terremoto fuerte en cualquier momento.

La isla de Santo Domingo está situada en una zona sísmicamente activa donde ya han ocurrido terremotos que han causado daño a la persona y a la propiedad; el más reciente de estos fue de magnitud 8.1 y ocurrió el 4 de agosto de 1946, fue uno de los más grande del siglo en toda la tierra. Este produjo maremotos, licuación de suelos y muchos daños materiales, así como pérdidas de vidas. Este tuvo su epicentro en la Bahía Escocesa, en la Provincia de María Trinidad Sánchez, como resultado de este la comunidad de Matancitas en Nagua prácticamente desapareció como consecuencia del maremoto.

Hoy día dado el crecimiento urbano poblacional, los daños que un terremoto causaría serian significativamente mayores

¿Qué es un terremoto?

Un terremoto es una sacudida repentina de la tierra que se genera cuando se deslizan y parten las rocas que forman la parte sólida exterior de la tierra, esta capa presenta numerosas quebraduras que definen los bordes de más de una docena de placas que asemejan las piezas de un rompecabezas armados, las placas chocan, se separan o se rozan entre sí. Por esta razón es un sus bordes donde ocurre la mayor parte de los sismos. República Dominicana está localizada en el margen de las placas de Norteamérica y el Caribe, por esta razón está expuesto al peligro de un terremoto.

¿Cuál sería el efecto de un terremoto en República Dominicana?

La experiencia histórica nos indica que de ocurrir un terremoto fuerte en la isla la mayor parte de las edificaciones quedarán en pie, sin embargo, los daños mayores se concentraron en las zonas adyacentes al epicentro que es el punto en la superficie terrestre bajo el cual se origina el terremoto.

Las vibraciones sísmicas afectarían con mayor severidad las áreas costeras debido a la existencia de terremotos blandos que durante un sismo vibraran fuertemente durante más tiempo.

Por otro lado en los lugares arenosos cerca de los ríos y las costas existe el potencial de que ocurra el fenómeno de licuación hace que el terreno pierda su capacidad para sostener las que yacen sobre el, ocasionando estructuras que las edificaciones se inclinen o se hundan.

Otro fenómeno que podría acompañar un terremoto es el maremoto. Generalmente este ocurre cuando hay un movimiento vertical en el fondo del mar.

Por otro lado la naturaleza montañosa de República Dominicana hace que esta área sea propensa a derrumbes de tierra. Si un terremoto ocurriera luego de un periodo prolongado de lluvia podrían ocurrir numerosos derrumbes que bloquearían caminos y carreteras y afectarían edificaciones.

¿Estamos preparados? ¿Sabemos que hacer en caso de un terremoto?

Para estar preparados en caso de un terremoto es necesario eliminar toda noción incorrecta:
Nos vamos a hundir
Nos traga la tierra
Nos lleva el mar
Esto es calor de terremoto

Es necesario aclarar República Dominicana no se hunde en caso de un terremoto. La isla esta segmentada sobre rocas sólidas y firmes. Durante un terremoto la tierra no se abre ni se traga edificaciones y gente, no obstante si se pueden formar grietas como resultado del fenómeno de licuación, derrumbes o ruptura del terreno. Las condiciones del tiempo no presagian un terremoto, los mismos pueden ocurrir tanto en días secos como lluviosos, frescos o calurosos.

Un maremoto no va a barrer a República Dominicana, los maremotos registrados en tiempo histórico en R. D. no han excedido los 20 pies de altura y han penetrado no más de un centenar de metros en la costa.

¿Qué hacer antes, durante y después de un terremoto?

Muchas personas piensan que no hay nada que se pueda hacer para protegerse de un terremoto, no obstante, aunque no podemos evitar que ocurra un terremoto, podemos reducir grandemente los daños a la vida y a la propiedad tomando las siguientes medidas antes, durante y después de un terremoto.

Antes de que esto suceda es imprescindible diseñar un plan de acción para mitigar los efectos de un terremoto en nuestra casa, nuestra escuela y nuestro lugar de trabajo.

Se debe comenzar por remover objetos pesados de lugares altos y asegurar el mobiliario para que no se vuelque o ruede durante un terremoto. En general, todo objeto cuya altura exceda dos veces su ancho se podría volcar durante un sismo.

Debemos identificar los lugares más seguros donde podamos protegernos de la caída de objetos.

Es necesario almacenar alimentos enlatados, agua potable, batería, radio, equipos de primeros auxilios, medicamentos, alimentos para mascotas y frisas en un lugar asequible y seguro.

Debemos consultar con un ingeniero para asegurarnos de que nuestra casa u otra propiedad sea sismo resistente, especialmente si van a hacer modificaciones.

Asegúrese de que su póliza de seguro contra terremotos no solo cubre la hipoteca sino también el valor actual de la propiedad.

Desarrollemos una conciencia sísmica. Cada vez que visitemos un lugar público estudiemos el área minuciosamente para determinar donde protegernos si ocurriera un terremoto en ese momento.

Durante

Tan pronto comience el terremoto debemos cubrirnos para protegernos de los objetos que puedan caer durante un sismo; generalmente un temblor fuerte no durara más de un minuto y medio.

Si durante un terremoto usted está dentro de un edificio permanezca adentro en un lugar seguro alejado de cristales y objetos que puedan caer.

Si está en su oficina protéjase metiéndose junto al escritorio o mesa fuerte de trabajo formando el triangulo de vida.

Si va por un pasillo aléjese de objetos peligrosos, agáchese en una esquina y cúbrase la cabeza.

Si está afuera de un edificio manténgase alejado de las líneas del tendido eléctrico.

Salga del agua, si está en la playa, y aléjese de la orilla, busque un lugar alto, ya que podría ocurrir un Tsunami.

Si está en la cocina, salga de esta o protéjase debajo de la mesa u otro lugar seguro, la cocina es uno de los lugares más peligrosos de la casa, ya que durante un terremoto todo lo que hay en los anaqueles sumado a las ollas y otros enceres podría volcarse y caer sobre usted.

Si está en la habitación colóquese junto a la cama  en posición paralela a esta para protegerse de los objetos que caen.

Verifique si hay incendio y si le es posible apagarlo hágalo, sino abandone el área o la estructura y alerte a todos. Busque ayuda.

Si el terremoto ocurre mientras usted está manejando, reduzca la velocidad y pare el vehículo a la orilla de la carretera alejado de puentes y poste; acuéstese sobre el asiento y cúbrase la cabeza. Quédese en el vehículo hasta que cese el temblor.

Después

Espere que todo movimiento haya cesado.

Después del terremoto mantenga la calma, tómese unos momentos para pensar. No corra al exterior.

Calme a los demás.

Este preparado para mas temblores, normalmente estos ocurren después de un terremoto fuerte y pueden causar daños adicionales.

Luego de un terremoto haga una breve inspección para verificar si hay heridos o gente atrapada.

Suministre primeros auxilios en caso de ser necesario.

No trate de trasladar a personas seriamente heridas o lesionadas, a no ser que estén en peligro inmediato o puedan ser lesionadas nuevamente.

No haga llamadas innecesarias, use el teléfono en caso de emergencia.

Evite incendios, no encienda fósforos ni cigarrillos ya que después del sismo podría haber escape de gas en las tuberías rotas.

No toque las líneas de tendido eléctrico ni se acerque a charcos de agua donde podrían haber caído cables.

Use su vehículo solo en caso de emergencia, no salga a noveledear ya que entorpecería la labor de ayuda y el libre movimiento de los vehículos oficiales de emergencia.
Coopere con la defensa civil, luego de un terremoto mayor coordinara toda la ayuda de emergencia.

Un terremoto no avisa, no es predecible, puede ocurrir ahora mismo. No nos da el tiempo que otros fenómenos naturales nos dan para hacer arreglos y estar más que prevenidos listos. Por esta razón debemos estar preparados. Debemos planificar hoy mismo con nuestra familia, nuestros vecinos y con nuestra comunidad las acciones que vamos a tomar para prepararnos antes, durante y después de un terremoto.

Los terremotos que han afectado la isla han ocurrido en intervalos que fluctúan entre 51 y 116 y hace más de 60 años que no ocurre un terremoto fuerte en el pais y el próximo puede ocurrir en cualquier momento, por eso debemos estar preparados ahora.

Terremoto debemos y vamos a prepararnos. Ayer fue Venezuela, Peru, Japon, Chile, Haiti, mañana puede ser República Dominicana.

JoomlaWatch Stats 1.2.9 by Matej Koval

Conéctate