Domingo, Abril 20, 2014
   
Texto

Derrumbe edificio en costruccion, Bolivia

images

“Morir sepultado por el edificio que construyeron”. Ese fue el irónico y triste destino de los 16 trabajadores que se encontraban en obra cuando el edificio Málaga en pleno Santa Cruz, Bolivia, se desplomó el pasado 24 de enero sin dar aviso por causas que aún se investigan.

 Las causas del desplome aluden a ciertas fallas en su construcción, también se habla de una sobrecarga. Sin embargo, resulta casi impensado que un edificio de 10 pisos, al parecer de hormigón, tenga una falla así de frágil, que ni siquiera haya dado tiempo a los trabajadores a evacuar el edificio. ¿De qué magnitud de errores estamos hablando?

En los medios tradicionales no se ha hecho reparo en lo sorprendente que resulta que un edificio (sometido a una normativa de construcción) tenga un colapso así de inmediato, en un estado de construcción tan avanzado y además, sin siquiera ser víctima de un movimiento telúrico, incendio u otro agente externo. Sin embargo nosotros, arquitectos, sabemos que algo como esto es tan insólito como condenable.

El edificio, un multifamiliar en construcción de 10 plantas, 3 más de las proyectadas en los planos, se vino abajo la noche del 24 de enero, cuando cerca de 30 albañiles, pintores, electricistas, técnicos, ingenieros y porteros intentaban apuntalar las bases de la construcción vencidas por la carga excesiva en las plantas superiores donde, incluso, se montó una piscina.

Aproximadamente a las 21.30 horas del lunes, se desplomaron completamente los 10 pisos del entonces edificio en construcción. Hasta antes del mediodía del sábado se confirmó del rescate de nueve personas sin vida y se espera que los restos de las otras víctimas sean recuperados en las próximas horas. Saucedo explicó a la prensa que además de los ocho cadáveres, nueve personas fueron rescatadas con heridas el mismo lunes, y se asegura que otras ocho, entre un arquitecto, un ingeniero y seis obreros, quedaron atrapadas en la parte central baja del edificio, posiblemente en un sótano.

Las posibilidades de encontrar algún sobreviviente debajo de los escombros fueron descartadas el 29 en un comunicado oficial emitido por el Comando de Incidentes.

Según los rescatistas chilenos que participan en las labores, el derrumbe ocurrido en Santa Cruz es del tipo “panqueque”, similar al ocurrido con el hotel “Montana”, en Haití. Esta forma de colapso es la más complicada para rescatar atrapados, sostuvieron.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE) de la Gobernación de Santa Cruz, Guillermo Saucedo, dio lectura al comunicado y dijo que "transcurridas más de 100 horas de búsqueda y rescate, y habiéndose agotado todas las acciones, planes y estrategias posibles, basadas en estratagemas internacionales, con todos los recursos humanos y tecnológicos al alcance y luego de los muchos análisis de evaluación este sábado, no existirían posibilidades de encontrar sobrevivientes".

El jefe de la COE detalló en rueda de prensa que hasta el momento han sido rescatados ocho cadáveres del edificio Málaga, de nueve pisos de viviendas, que se derrumbó el lunes por causas aún no esclarecidas, en Santa Cruz, a unos 410 kilómetros al este de La Paz.

Las tareas están centradas ahora "en la extracción de escombros con retroexcavadoras, limpieza del área, apuntalamiento de los lugares donde se está empezando a excavar en la búsqueda y recuperación (de restos) de forma ininterrumpida", agregó el reporte.

Entre el martes y el sábado, los expertos habían sacado a 9 cuerpos de entre las ruinas del edifico. Brigadas de rescatistas de México, Chile, Perú, Argentina y ahora Francia, se sumaron a las tareas de socorro que realizaron los últimos 6 días expertos bolivianos.

Debido a la poca seguridad que ofrece la zona de rescate, por la manipulación de maquinaria pesada y el cierre de las vías de acceso al área, la Gobernación de Santa Cruz y el Centro de Operaciones de Emergencia, suspendieron de clases en las unidades educativas cercanas al lugar.

Un `Comando de Incidentes`, que coordinó las tareas de rescate de medio millar de brigadistas nacionales e internacionales, descartó el sábado, tras 5 días de búsquedas, la existencia de vida en los sótanos del que fuera el edificio Málaga.

JoomlaWatch Stats 1.2.9 by Matej Koval

Conéctate